Desde hace más de veinte años tengo una asesoría especializada en asesoramiento fiscal y contable. Uno de los trabajos que realizamos es precisamente el de llevar la contabilidad de otras empresas y aconsejarles sobre cómo ahorrar dinero a la hora de pagar sus obligaciones tributarias, es decir, les ayudamos a gestionar mejor sus ingresos.

Irónicamente, mientras gracias a nuestras indicaciones nuestros asesorados ahorraban dinero, nosotros estábamos derrochando el nuestro en facturas que parecían insignificantes, pero que sumadas suponían una sangría para una empresa como la mía, de modestas proporciones.

Solo aquel que ha tenido alguna vez una empresa sabe lo que es pasarse noches en vela intentando que los números cuadren y lo difícil que esto puede resultar en ocasiones. Así que decidí enfrentarme en serio al problema, puse todos los números delante de mi mesa y comencé a tomar decisiones.

Pequeños detalles que marcan una gran diferencia

Descarté aquellos terrenos en los que no era posible ahorrar dinero, como eran los gastos de personal, alquiler de local etc. Y afronté aquellos en los que sí es posible establecer un ahorro. Me di cuenta de que una parte importante del presupuesto se iba en gastos de papelería: folios para impresoras, cartuchos de tinta, carpetas, bolígrafos, archivadores o comprar una nueva encuadernadora.

Revisando las facturas pude comprobar que normalmente se compraba un producto que marcaba una gran oferta y ya de paso se realizaban el resto de las compras necesarias. Curiosamente estos otros productos que no estaban de oferta en ocasiones eran algo más caros de lo habitual.

Entonces me puse a navegar por Internet y descubrí la Web de 20milproductos. Lo primero que me llamó la atención es que no había ofertas. Al contrario que otras páginas, al abrir esta Web no me asaltaban mil etiquetas de colores con atractivos descuentos. Pero al ir comparando sus precios con los que me ofrecían otras Webs similares pude ver la diferencia.

Un gran ahorro en todos los productos

Realicé el cálculo de lo que podíamos ahorrar cada mes comprando los productos en esta Web y descubrí que el ahorro era de más de un 20%. La realidad es que nos habíamos dejado engañar por supuestas ofertas muy llamativas que a la hora de la verdad nos estaban saliendo muy caras.

Me reuní con la persona responsable de las compras y le comenté lo que había estado observando. Ese día se pasó toda la mañana estudiando la página y comprobando facturas. Al final del día vino a mi despacho y me dijo que no solo tenía razón sino que aun podía salirnos todo mucho mejor.

En primer lugar en la Web de 20milproductos no solo había material de oficina como el que yo había estado mirando, sino que también podríamos comprar muchos desechables, como papel de baño, vasos de plástico para la máquina del agua o el gel de manos bactericida que teníamos en los baños. Y también ahí nos podríamos ahorrar mucho dinero.

Además había comparado los precios que esta Web ofrecía con los que ya teníamos para convertir una de las habitaciones en una sala de juntas con proyector y pantalla para mantener reuniones con nuestros clientes. Tenían cuánto necesitábamos para el proyecto y nos íbamos a ahorrar una importante cantidad.

Ahorro de dinero y de tiempo

En esta Web tiene un sistema de afiliación que te proporciona ventajas extras, tanto cuándo tenemos que hacer pedidos importantes, como fue el del material para la sala de proyección, como cuándo realizamos otros más modestos con lo que necesitamos para un mes normal de actividad.

Pero sobre todo me ha gustado el hecho de que si no me convence algo, me lo recojan sin ningún tipo de portes. Y la verdad ya no son solo los gastos que nos causaba realizar este tipo de devoluciones, sino el tener a una persona ocupada media mañana en preparar el paquete y llevarlo a la agencia.

Y es que ahora en mi empresa ahorramos dinero y ahorramos tiempo. No navegamos por diez o quince Webs en busca de ofertas, sabemos que en la Web de 20milproductos tenemos todo lo que necesitamos al mejor precio. Además tenemos un solo proveedor tanto para el material de oficina como para los recambios informáticos, los desechables higiénicos e incluso todo aquello que antes pedíamos a una imprenta.

Es decir, antes teníamos que trabajar con al menos tres empresas diferentes, realizar tres pedidos y pagar tres envíos. Y encima a veces lidiar con retrasos y errores en el pedido. Ahora tenemos todo en un mismo paquete, con unos gastos de envío gratuitos siempre que superemos los 79 Euros de pedido y en un plazo de 48 horas.

Cuándo hablo con mis clientes, además de los consejos habituales que suelo darles, ahora les hablo también de esta empresa y de lo que se pueden ahorrar con una buena logística de compras.

Tagged with: