La mayor parte de las compañías aseguradoras brindan los seguros de vivienda con diferentes tipos de coberturas. Por eso, cuando contratemos una póliza para nuestro hogar nos aseguraremos cuáles son las coberturas que se incluyen. Las necesidades de cada familia o individuo provocará que se contrate un tipo de seguro u otro y con diferentes cláusulas.

Entre las coberturas complementarias que se pueden contratar se encuentran la de Daños por Agua, que cubre los daños producidos por las tuberías de agua; y la de los Daños Estéticos al Continente, la cual cubre la reparación estética de los bienes asegurados producto de un accidente cubierto por el seguro, como es el caso de la cerámica de la cocina, el parquet o la pintura de las paredes.

La expresión contenido en las pólizas de seguros de hogar viene a expresar el conjunto de todos aquellos bienes muebles, materiales no constructivos y enseres que están situados en el interior de la vivienda, como por ejemplo: muebles, estanterías, lámparas, cortinados, electrodomésticos, etc. En tanto que Continente representa el conjunto de todos aquellos materiales que se usan para la construcción de un inmueble, tales como: estructura, paredes, ventanas, puertas, instalaciones fijas de agua, calefacción, es decir, todo lo que se utilizó para su construcción, mejora o rehabilitación.

Hay determinadas compañías, como groupama seguros, que incluyen un servicio de asistencia en el hogar para la realización de reformasy arreglos, entre otras cosas.

La vivienda y los bienes, muebles, electrodomésticos, son utilizados de manera constante. Por eso, es muy factible que, cada tanto, se requiera el empleo de profesionales de mantenimiento y reparación para los daños típicos y comunes que suelen ocurrir, como, plomería, electricidad, carpintería, pintura, por citar algunos.

La idea es facilitar mediante una empresa de asistencia en el hogar el acceso instantáneo a ellos, o incluso, sin costo de mano de obra y traslado, dependiendo del al caso y la compañía, es decir, que el único gasto que debería afrontar serían el de los propios materiales, piezas o repuestos, sustituidos o reparados.

No son reparaciones o reposiciones como consecuencia de un gran daño, los cuales lo mas factible es que se encuentren cubiertos en su seguro, sino del uso normal y deterioro que afecta a la vivienda y los objetos, y que tarde o temprano, acaban estropeándose, y por ello, requerimos de profesionales para arreglarlos o restituirlos.

Es preciso aclarar que los servicios de asistencia están limitados, en función a las condiciones estipuladas por cada compañía de seguros.

Tagged with: